También en sus vecinos en la capital ha habido rotura histórica. Además, en el caso del Atlético de Madrid se ha producido tanto en el cómputo general (244,5), como en el particular. Los 127 millones rojiblancos que han sufragado la llegada de Joao Félix han dejado atrás los 70 de Lemar y se han unido a los 25 de Sevilla y 9,8 de Leganés, por Jules Koundé y Martin Braithwaite, respectivamente, para completar las tres entidades españolas que han marcado 2019 como su verano con mayor gasto en un solo jugador.

Pero fuera de las fronteras de LaLiga, donde también se ha destinado más que otros años en el cómputo general (2019 tuvo 300 millones invertidos más que 2018), Inglaterra ha sido de nuevo la competición por excelencia del desembolso. Eso sí, reduciendo el monte de 1.650 millones a 1.550, en parte porque el Chelsea no ha podido inscribir nuevos futbolistas, el Arsenal y Nicolas Pépé han sido los nombres propios del mercado. Los ‘gunners’ se han dejado 80 millones en su nuevo delantero para pulverizar el registro de 63,75 que tenía Aubameyang. Junto a ellos, otros nueve clubes han marcado su récord: Tottenham con Ndombélé (60), Leicester con Tielemans (45), Newcastle con Joelinton (44), West Ham con Haller (40), Wolves con Raúl Jiménez (38), Watford con Sarr (30), Aston Villa con Wesley (25), Brighton con Maupay (21,9) y Sheffield con McBurnie (19,1).

Alemania y Francia también ha tenido a la mitad de sus clubes marcando el fichaje más caro de su historia, con Bayern de Múnich y Olympique de Lyon como puntas de lanza

Misma proporción, la mitad de la liga, registrando su desembolso más alto que también han experimentado la Bundesliga y la Ligue 1. En Alemania, el gasto total de la competición ha crecido en casi 200 millones (de 565 a 742) y con el Bayern de Múnich rompiendo sus récords generales y particulares, el resto de equipos se han agregado a esta tendencia. El cuadro bávaro se ha dejado 143,5 ‘kilos’ de los que 80 han sido para Lucas Hernández, su nuevo tope. Además, Bayer Leverkusen (Demirbay por 32), Borussia Dortmund (Hummels por 30,5), Herta Berlin (Lukebakio por 20), Eintracht (Hinteregger por 12), Hoffenheim (Samassékou por 12), Friburgo (Grifo por 7), Dusseldorf (Ampomah por 4) y Union Berlin (Ujah por 2) completan este grupo de clubes con un fichaje histórico.

En Francia, sin un verano centrado en el PSG, los otros conjuntos sí que se han animado a una importante inversión. La liga gala ha tenido un parecido gasto al de 2018 (690 millones este mercado por los 679 del anterior) y diez equipos han sobrepasado el que era, hasta ahora, su techo por un futbolista: Lyon (Reine-Adélaide por 25 ‘kilos’), Niza (Dolberg por 20,5), Lille (Renato Sanches por 20), Montpellier (Savanier por 9,5), Toulouse (Said por 8), Metz (Angban por 6), Amiens (Guirassy por 6), Reims (Rajkovic por 5), Nimes (Fomba por 4) y Brestois (Diallo por 2).

Por último Italia, ya pasado el gran revuelo que levantó Cristiano Ronaldo con su fichaje el pasado curso por la Juventus, ha visto reducido su cómputo total (de 1.275 ha bajado a 1.129). Aún así, ha contado con seis entidades que sí han marcado nuevos topes históricos en un fichaje. Liderados por el nuevo proyecto del Inter de Milan, que ha tenido a Romelu Lukaku y sus 65 millones al Manchester United como gran estandarte, Sampdoria (Audero por 20), Cagliari (Nández por 18), Atalanta (Muriel por 15), Bolonia (Orsolini por 15) y SPAL (Petagna por 12) son los otros clubes que se han unido a esta tendencia, en la que la burbuja de los fichajes ha vuelto a sufrir una subida en sus precios.

Fuente: https://www.eleconomista.es/deporte-negocio/noticias/10068598/09/19/Las-cinco-grandes-ligas-europeas-siguen-hinchando-la-burbuja-de-los-fichajes.html