El club no quiere verse obligado a tener que jugar con el mismo patrocinador técnico que el resto de franquicias si no es la marca estadounidense con la que trabaja.

El FC Barcelona tiene decidido que quiere un equipo de fútbol femenino en Estados Unidos, pero no lo hará a costa de su principal patrocinador. El club tiene un acuerdo con Nike hasta 2028 que le permite cobrar 105 millones de euros anuales, y la voluntad de que la marca también vista a esa nueva franquicia es el principal escollo para alcanzar un entendimiento con la National Women Soccer League (Nwsl), cuyo contrato con este mismo proveedor finaliza este 2019.

 

“No es tan fácil hacerlo realidad. Estamos pidiendo una exención [de patrocinio], pero no está en nuestras manos”, desveló ayer Xavier O’Callaghan, director del Barça en EEUU. “Creemos que podemos impulsar la competición, pero si no hay forma de hacerlo, no participaremos en ella”, aseveró, durante su intervención en el Sports Decision Makers Summit que se celebra estos días en Miami.

 

La Nwsl tiene contrato en vigor con Nike, pero medios estadounidenses señalan que Puma y Adidas han mostrado interés por este contrato. Al igual que sucede en el resto de grandes ligas del país, tan solo existe un proveedor técnico para todas las franquicias sin opción a singularidades. Por ejemplo, el nuevo acuerdo entre Puma y City Football Group (CFG) incluye a Manchester City y Girona FC, pero dejan fuera al New York City de la MLS, que luce Adidas.

 

El proyecto inicial contemplaba que el equipo femenino debutara en 2018, toda vez que la junta directiva lo avaló en su plan estratégico 2015-2021, como ya adelantó este diario, y lo validó en junta directiva en 2017. Sin embargo, varios factores han provocado que el debut se aplazara primero a 2019 y, ahora, a 2020, fecha para la que ya se conocerá qué marca viste a todas las jugadoras y para la que se ha establecido una hipotética ampliación del torneo.

 

La necesidad de ampliar la el número de equipos por parte de la competición ya no sólo responde al creciente interés del fútbol femenino, sino también a que en 2018 se produjo la retirada de los Boston Breakers, rebajando la liga de diez a nueve equipos. El resto de participantes son las Chicago Red Stars, FC Kansas City, Houston Dash, North Carolina Courage, Orlando Pride, Portland Thorns FC, Seattle Reign FC, Sky Blue FC en Nueva Jersey y Washington Spirit.

 

El Barça tiene claro que el mayor potencial de crecimiento lo conseguirá en la Costa Oeste, y Los Ángeles se ha convertido en la ciudad con más opciones para albergar la futura franquicia. De hecho, el propio club ha confirmado que mantiene negociaciones, aunque no avanzadas, con Los Ángeles FC, controlado entre otros por el dueño de los Golden State Warriors y que este 2018 ha debutado en la MLS.

Fuente: https://www.palco23.com/clubes/el-acuerdo-nike-barca-escollo-para-el-equipo-femenino-en-eeuu.html

Tags:
29 Comentarios

Contesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contactenos

Envíenos su consulta aquí.

Enviando

©2019 SportHub

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account