#BrandFC: ser colchonero, un arraigo cultural

El Atlético de Madrid, sin duda alguna, es uno de los equipos más queridos en Europa, hoy por hoy. Los dirigidos por Diego Pablo Simeone han demostrado cómo el coraje y la valentía son un componente fundamental para vencer en el fútbol moderno. Y es precisamente esos valores que deslumbran a los millones de aficionados del fútbol alrededor del planeta. Pero esto no es algo nuevo dentro del club y mucho menos, en sus aficionados. Para entender esta nueva entrega de #BrandFC y la lección que nos da el Atlético de Madrid, debemos conocer un poco de su historia.

 

Photo by Denis Doyle/Getty Images

El ‘Atleti’, como cariñosamente le apodaron sus aficionados, puede ser catalogado como el segundo equipo más importante de Madrid. Lejos de los reflectores, por mucho tiempo, el equipo rojiblanco estuvo al margen del todopoderoso Real Madrid (conoce la diferencia en la estrategia de marca con el Real Madrid acá). Y es allí donde empiezan a fundarse sus sentimientos, principios, valores y todo lo que enamora a sus hinchas. Se alzaron como una alternativa al equipo merengue. El sufrimiento hacía parte fundamental del domingo para sus pelegrinos. ¿Qué otras características necesita un equipo como el Atlético para posicionar su marca? Su misma historia, su revolución frente al merengue y sus valores, son puntos de partida ideales y hasta utópicos para cualquier empresa.

La realidad deportiva del equipo no ha significado una amenaza mayor para su rival de patio o líder del mercado. Sin embargo, la brecha deportiva no puede ser un motivo para replantear o negociar sus principios. Todo lo contrario: arraigar ese sentimiento generado en el consumidor, es pieza fundamental para fidelizar y capturar nuevas oportunidades, hasta lograr un proceso de expansión mundial. Para fortuna de la marca, la estrategia de marca se vio apalancada gracias a un cúmulo importante de logros deportivos que trajo Simeone y sus jugadores. Un hito histórico para el club, el cual no estaba acostumbrado a llevarse las primeras planas.

Lo dijo en algún momento Koke, uno de sus referentes: “el lema del Atlético es nunca dejes de creer”. Y esta misma premisa es la que ha perdurado por años en el corazón de los hinchas. Generación tras generación fueron pasado su ADN. Compartiendo mitos y leyendas sobre épicas batallas ganadas y títulos logrados, alejados a la realidad del equipo en su momento. Sus Aquiles, Ulises y Hércules siempre tuvieron en su poder los valores del club: pundonor, coraje y trabajo. Ahora, sus nuevos ídolos pregonan estas premisas por toda Europa y el mundo. Estos principios tan cercanos al fútbol suramericano y tan alejado del fútbol moderno, han enamorado a muchos seguidores en cada rincón del planeta. No por nada el Atlético tiene 13 millones de seguidores en Facebook, más de cuatro millones en Twitter y seis millones en Instagram.

Y esos son los mensajes que transmiten a sus públicos en cada una de sus comunicaciones. Su estilo es único. Hablan de hermandad, de trabajo en equipo, de corazón, del coraje y también, de la felicidad y el orgullo de ser parte del Atleti. Esos rasgos que encontramos en su identidad de marca los hacen únicos en un mercado plagado de estrellas de Holywood sobre el césped. Además, sus jugadores se han convertido en evangelizadores de la marca. Tienen un estilo de comunicación marcado. Tan diferencial, como lo demuestran en la cancha. Es esa alineación entre la organización y sus empleados lo que permite a una marca diferenciarse con solidez en el mercado.

Son las marcas más fuertes las que logran transmitir e inspirar a partir del ejemplo, de sus valores, principios y fundamentos. Entonces, podemos aprender de estas grandes empresas a respetar los valores que representan a nuestros consumidores, desde sus inicios. Son ellos los que tienen un sentido de pertenencia, se sienten parte de la misma misión y hasta encuentran una guarida en la marca. Fidelizar es un concepto que debe tratarse desde la conexión con el consumidor, hasta la alineación de los mensajes y la congruencia de los principios con el accionar de la organización. De nada valdría que el lema del Atlético fuera comunicado por equipos de mayor reconocimiento y solidez en el mercado como el Real Madrid o el Manchester United. La identidad es única, por eso se debe defender a capa y espada esos puntos de partida diferenciadores para seducir a nuestros públicos. Así como Simeone, Godín, Koke o Griezmann defienden los colores de su club.

En la próxima entrega de #BrandFC volaremos a la cuna del fútbol para entender cómo las marcas actúan como evangelizadores de la pelota.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactenos

Envíenos su consulta aquí.

Enviando

©2019 SportHub

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account