sports-content-on-youtube-lg

La relación entre las estrellas del deporte y los aficionados ha cambiado mucho en la última década. Los avances tecnológicos, y en especial los vídeos online y YouTube, han desempeñado un papel fundamental en ese cambio, ya que han propiciado la transformación de clubes deportivos y admiradores en agencias de comunicación capaces de humanizar a los deportistas, proporcionar una cobertura más exhaustiva y dar más visibilidad al deporte femenino y a disciplinas deportivas minoritarias.

Los héroes y heroínas modernos provienen del deporte. Los aficionados depositamos nuestra fe en estos seres que están por encima del resto de los mortales y les presentamos ofrendas pagando por nuestras entradas. Es un nuevo Monte Olimpo donde nuestros dioses luchan y nosotros observamos.

Esa antigua relación entre las estrellas deportivas y los aficionados ha cambiado mucho en los últimos diez años. Cuando la tecnología rompe viejas barreras, los deportistas se vuelven más humanos y no es extraño que los admiradores hagan las veces de héroes.

Ya sea en el Mundial o en los Juegos Olímpicos de Invierno, nuestra visión del deporte ya no se limita a lo que se observa desde las gradas; ahora, en parte gracias a YouTube, podemos verlo todo desde todos los ángulos.

Hemos reunido a un equipo de expertos (creadores de YouTube, responsables de marca de clubes y campeonatos míticos, y líderes de opinión en contenido deportivo) para debatir sobre cómo está cambiando las reglas del juego esta plataforma.

1. El deporte femenino pasa al primer plano

El deporte femenino, al que se da de lado en los canales tradicionales, ha encontrado un terreno de juego más igualitario en YouTube.

“Gracias a la emisión en directo de fútbol femenino en YouTube, y a la posibilidad de mostrar contenido inédito y dar una cobertura mucho más completa a los principales equipos, el interés por el fútbol femenino profesional, amateur y participativo es cada vez mayor”, comenta Russell Stopford, director de Estrategia Digital del Paris Saint-Germain.

Las estadísticas confirman la afirmación de Stopford: 149,5 millones de usuarios vieron la Eurocopa femenina de fútbol el año pasado (julio-agosto del 2017), según las cifras que maneja Nielsen1. En tenis, los partidos femeninos cada vez atraen a más aficionados de todo el mundo gracias al vídeo digital: lo más destacado de la victoria de Jelena Ostapenko ante Simona Halep en Roland Garros 2017 supera las 771.000 visualizaciones en el canal oficial del torneo en YouTube, lo que supone un aumento del 58 % con respecto a lo más destacado del año anterior.2

2. Los aficionados entran en el vestuario

La inmediatez de los vídeos online permite alejarnos del campo o la pista: ahora las historias, los datos y las opiniones pueden llegarnos desde los vestuarios o incluso desde el hogar de los deportistas.

Tenemos el ejemplo del centrocampista Radja Nainggolan, de la Roma, que usa YouTube para mostrar sus dotes de peluquero. O el de los vídeos en directo desde su casa de la estrella del baloncesto Kevin Durant, que ahora ayuda a otros deportistas a lanzar sus propios canales de YouTube y que representa a la perfección este cambio.

“Los aficionados quieren poder acceder a todo lo relacionado con jugadores y clubes”, dice James Kirkham, director de Copa90, una empresa internacional de medios de comunicación futbolísticos con 1,5 millones de suscriptores en YouTube. “Ha habido muchos cambios desde los tiempos en que las estrellas deportivas eran ídolos lejanos que solo se veían en un póster. Ahora la gente quiere conocer todos los detalles de su personalidad, incluso interactuar socialmente con ellos”.

“Es una victoria para las marcas. Los que no sean así y solo usen su talento como lo habrían hecho hace 30 años, se están equivocando”.

3. Los clubes deportivos se convierten en editores

Los clubes deportivos también son marcas y, desde los más modestos a los más grandes, están lanzando vídeos para reforzar su identidad y atraer a los aficionados, igual que hacen muchas otras empresas de otros sectores.

El año pasado, el Manchester City se convirtió en el primer club de la Premier League inglesa en conseguir 1 millón de suscriptores en YouTube.3 Actualmente, tiene 57 vídeos que han superado el millón de visualizaciones. Eso significa que puede interactuar directamente con sus aficionados sin necesidad de pasar por los intermediarios habituales.4 Y esta es una tendencia que se observa en muchas disciplinas deportivas.

“La capacidad de publicar contenido en el buscador de vídeos más grande del mundo es muy positivo para la accesibilidad del deporte”, afirma Alexandra Willis, responsable de Comunicación del torneo de tenis de Wimbledon, que celebra su 142 aniversario. “También está cambiando el tono. Aún hay cabida para compartir información de forma analítica, reflexiva y tradicional, pero estas noticias comparten espacio con vídeos cortos e impactantes, tomas falsas y entrevistas rápidas”.

4. Hay más cobertura que nunca

La cobertura tradicional de temas deportivos tenía un formato bastante definido: conferencias de prensa, retransmisiones en directo o exprofesionales debatiendo apasionadamente en un plató. La irrupción del vídeo online y su obsesión por los detalles y la personalidad han supuesto una transformación profunda en este modelo.

Por ejemplo, en Full Time Devils, un canal para aficionados del Manchester United que cuenta con 436.000 suscriptores,5 se debate sobre tácticas de juego con un nivel de detalle que sería impensable para los medios deportivos tradicionales. Hace poco, en una charla de 52 minutos, un grupo de aficionados departían sobre el esquema de juego que debía adoptar el equipo de José Mourinho.6

“La audiencia elige el tipo de contenido que quiere ver en YouTube”, dice Denis Crushell, vicepresidente para EMEA de Tubular Labs, una empresa de análisis de datos que da servicio a grandes canales deportivos. “Hay experimentación y creatividad en la cobertura de temas como el fútbol. El humor es un elemento muy importante, igual que las charlas sin guion, pero también se ve más contenido profesional, en el que los temas que interesan a los aficionados se tratan con un estilo inmersivo y documental”.

5. El contenido creado por y para los aficionados se multiplica

Los aficionados siempre han manifestado su opinión, ya sea gritando desde las gradas o llamando a la radio para criticar a un equipo, pero nunca han tenido la repercusión que tienen hoy en día gracias a los canales sociales y a los vídeos online.

“Es increíble que los aficionados, sin presupuesto o con muy poco, puedan hacerse oír a través de las plataformas de vídeo”, comenta Michael Butler, de The Guardian Sport. “Alguien cuelga un cántico en YouTube y en una semana puede estar en boca de todos. Es el caso de la canción de Mo Salah, por ejemplo”. El vídeo es de un cómico irlandés aficionado del Liverpool que ya acumula más de 2,7 millones de visualizaciones.7

Denis Crushell, de Tubular Labs, lo confirma: “Los canales de aficionados, como Arsenal Fan TVTrue Geordie o Full Time Devils, no solo son importantes en YouTube, sino que su influencia se nota en los partidos y en los medios. Tienen más de 20 millones de visualizaciones al mes y la mayoría de su contenido son entrevistas entre aficionados”.

6.  Los aficionados pueden ver lo que quieren, cuando quieren

Ahora ver deportes se ha convertido en una actividad más social, envolvente e interactiva para los aficionados, y ese quizá sea el cambio más radical que se ha producido.

Según un estudio de Google e Ipsos Connect, el 80 % de los espectadores de deportes afirman utilizar el ordenador o el smartphone mientras ven competiciones en directo para buscar estadísticas de jugadores, enviarse mensajes con otros aficionados y ver vídeos relacionados.8

“Si te gusta, siempre estás pensando en el deporte”, dice Jeff Nathenson, director general internacional de Whistle Sports, una productora digital que crea y distribuye contenido deportivo en todo el mundo.

“Antes tenías que esperar a que los medios tradicionales programasen lo que querías ver. Ahora, gracias a plataformas sociales como YouTube, cada vez que coges el teléfono puedes conectarte e interactuar con el equipo, jugador o deporte que elijas, y contribuir al diálogo de forma creativa”.

7. La igualdad entre disciplinas deportivas va en aumento

En un entorno en el que los aficionados dictan las reglas, hasta el deporte más desconocido ha encontrado una gran audiencia gracias a YouTube.

Es el caso de The Lacrosse Network. Cuando Whistle Sports adquirió este canal en el 2014, tenía apenas 2000 suscriptores. Ahora, con una mezcla de noticias destacadas, vídeos cómicos y un acceso sin igual a los jugadores, ha pasado a tener 141.000suscriptores.9

“YouTube y otras plataformas similares permiten que todo el mundo se haga oír. Eso es lo interesante. No hay grupos demasiado pequeños. Todo el mundo tiene el mismo valor y las mismas posibilidades de alcanzar el éxito”, afirma Jeff Nathenson, de Whistle Sports. “La naturaleza de la plataforma hace que descubrir a grupos minoritarios forme parte de la diversión”.

8. Se fomenta la participación

YouTube proporciona a los aficionados el espacio que necesitaban para ser más activos, formar comunidades unidas y desarrollar nuevas habilidades, por lo que se ha convertido en una incubadora de futuros atletas en todo el mundo.

En los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (2018), Adam “AJ” Edelman consiguió formar parte del equipo israelí tras solo cuatro años en el mundo del deporte, y sin entrenador. Para ello, vio horas y horas de vídeos de YouTube hasta que consiguió las habilidades necesarias.10

Es una ventaja que aprovechan algunas de las principales marcas deportivas del mundo.

“Una parte de nuestra estrategia es aumentar el número de usuarios que ven hockey e interactúan con este deporte”, comenta Chris Nielson, de la FIH.  “Con YouTube llegamos a nuevos aficionados de todo el mundo, pero también nos permite acercarnos a la base y contar la historia de nuestro deporte, y de esa forma podemos motivar no solo a nuevos fans, sino también a nuevos jugadores”.

Estos testimonios ponen de manifiesto la revolución en la cobertura deportiva, el acceso al deporte y el poder de los aficionados, que surge de la relación única que el vídeo establece entre quienes crean el contenido y quienes lo ven, y se caracteriza por una audiencia activa y comprometida cuya plataforma favorita es YouTube. Nuestros héroes y sus admiradores están tan cerca que casi se pueden tocar. Ya han comenzado el ascenso al Monte Olimpo y es posible que coronen la cima de la mano.

Nota completa y fuente: https://goo.gl/aUiEFL

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactenos

Envíenos su consulta aquí.

Enviando

©2018 SportHub

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account