Varios deportistas de alto rendimiento han entrado al contexto de los negocios por diferentes razones. Algunos por encontrar una diversificación en sus ingresos, otros por orientar su carrera cuando se acercan a su retiro como deportistas u otros más por seguir la tendencia de compañeros y colegas de su mismo sector que se han convertido en emprendedores o empresarios con buenos resultados.

Además, teniendo en cuenta que la industria del deporte cada vez es más lucrativo y mueve cantidades de dinero muy importantes por patrocinios, explotación de recintos, merchandising, marketing, derechos de televisión entre otras, muchos referentes de élite han entendido que su rol también puede ser beneficioso desde el lado de la gestión, tanto para el deporte o institución donde ejercen y puedan sacar aún mas provecho económico personal.

Algunos ya llevan un buen tiempo y son asesorados para lograr una visibilidad impresionantes, que sumados a su fama, dinero y contactos previos hacen que personas como Cristiano Ronaldo se hagan su hueco en el negocios del fútbol mundial. En la última semana Gerard Piqué, Rafa Nadal y Fernando Alonso han sido noticia por su faceta de empresarios, españoles que también han comenzado a tener un imperio paralelo.

Gerard Piqué:

Kerad 3 Invest es su brazo inversor. Cuenta con un patrimonio cercano a los 14 millones de euros y la gestiona el banco suizo UBS. A través de su Sicav, Piqué tiene participaciones en fondos de inversión como BlackRock o Goldman Sachs. Es propietario de Kerad Holding y Kerad Project, dedicadas a actividades inmobiliarias y de gestión de imagen. Tiene un 27% en la empresa cárnica Bas Alimentaria, un 40% del grupo de alimentación Natrus, y un 33% del fabricante de bebidas isotónicas 426 Miles. También es dueño de la marca de gafas de sol Kypers. Recientemente se ha asociado con el restaurador Tomás Tarruellapara abrir un restaurante en la Barceloneta.

El defensa del FC Barcelona es un emprendedor de éxito y no resulta extraño que su propuesta para renovar la Copa Davis haya sido elegida por la Federación Internacional de Tenis (ITF). Piqué llevaba tres años intentando convencer a la ITF y lo ha logrado gracias a un proyecto que contempla una inyección de capital de 3.000 millones de dólares en 25 años. La llevará a cabo a través del grupo inversor Kosmos, del que es fundador. Cuenta con el respaldo financiero de Hiroshi Mikitani, CEO de Rakuten, con el que tiene una excelente relación. El futbolista fue clave para que la compañía japonesa se convirtiera en patrocinador del Barça, y ahora ha convencido a Mikitani para modernizar juntos la Copa Davis. El proyecto reduce a una semana la competición y gusta a la ITF porque permitirá incrementar los premios económicos y hará llegar más dinero a las categorías base. Los tenistas también ven con buenos ojos una propuesta que acortaría la duración del torneo, liberando sus apretadas agendas. Novak Djokovic, Andy Murray y Rafa Nadal ya han dado su visto bueno.

Kosmos ilustra lo bien relacionado que está el catalán en el mundo empresarial. Ese es precisamente uno de sus puntos fuertes como hombre de negocios. Su interés por la tecnología es el otro. Piqué es un fijo del Mobile World Congress (MWC). Allí presentó al mercado Final Kick, uno de los videojuegos que diseña, desarrolla y comercializa su empresa, Kerad Games. Fue en 2015 y en esa misma edición donde conoció a Mark Zuckerberg. Su relación con el dueño de Facebook es buena y a través de su red social se puede jugar a Golden Manager, el producto estrella de Kerad Games. Su último proyecto relacionado con la tecnología es eFootball.Pro, empresa con la que ha debutado en la industria de los eSports de la mano de Konami, otro patrocinador del Barça, por cierto. Como socio tiene al empresario chino Jian Lizhang, dueño del Granada Fútbol Club. Una vez más, Piqué se ha buscado buenos compañeros de viaje.

El interés de Piqué por el mundo de los negocios le viene de familia. Su amor por el escudo del Barça también. Su abuelo materno, Amador Bernabeu, dirigió durante años varias empresas familiares relacionadas con el sector de la construcción. También fue vicepresidente del F.C Barcelona y directivo de la Federación Española de Fútbol. Retirado ya de los negocios, Amador asesora a su nieto y es un modelo a seguir para el defensa del Barça, que en más de una ocasión ha reconocido que le gustaría presidir el club. El día que renovó su contrato con el equipo culé, Piqué dijo que su única motivación para jugar al fútbol era defender la camiseta blaugrana. En el vestuario sus compañeros ya se refieren a él como ‘el presidente’ y el propio jugador ha dejado claro que en un futuro se ve en el centro del palco del Camp Nou.

Rafael Nadal:

El tenista mallorquín es uno de los rostros más conocidos del deporte español y siempre ha dicho que cuando cuelgue la raqueta le gustaría seguir ligado al mundo del tenis. Por eso uno de sus proyectos más ambicioso es el Rafa Sport Center, un centro deportivo de alto rendimiento ubicado en su Manacor natal. Un complejo de 40.000 metros cuadrados en el que está integrada la Rafa Nadal Academy by Movistar, la empresa más personal del deportista español, con la que pretende “devolver al tenis todo lo que me ha dado”.

A principios de semana presentó Rafa Nadal Tennis Center, un nuevo negocio orientado al turismo deportivo para el que se ha asociado con Palladium Hotel Group. En noviembre abrirá el primero de estos centros en un complejo hotelero que la cadena inaugurará en Cancún. No es el único negocio que el tenista tiene en esa zona. En 2012 invirtió más de 13 millones de dólares en dos hoteles en Cozumel operados por el grupo AMResorts.

Su afición por el ladrillo le llevó a participar como inversor en Mabel Real State, sociedad dirigida por el empresario Abel Matutes Prats, que se dedica a comprar, rehabilitar y vender viviendas de lujo. Nadal y el empresario ibicenco también son socios en la cadena de restaurantes Tatel, negocio que comparten con Pau Gasol y Enrique Iglesias, y que cuenta con locales en Madrid, Ibiza y Miami.

El tenista mallorquín está implicado en numerosos proyectos empresariales, pero su negocio más personal es el Rafa Sport Center. Un centro deportivo de alto rendimiento ubicado en Manacor en el que se integra la Rafa Nadal Academy by Movistar. El campeón español está muy involucrado con la formación de jóvenes talentos, tanto en el plano deportivo como en el académico. Por eso sus instalaciones albergan el colegio bilingüe American International School of Mallorca, para niños de 12 a 18 años. También cuenta con un gimnasio y una residencia tutelada. Tiene distintos programas, incluidos campamentos de verano de varias semanas de duración. El curso completo cuesta 56.000 euros e incluye alojamiento en la residencia y pensión completa, . En los dos años que lleva abierta han pasado por sus instalaciones más de 2.000 alumnos.

Fernando Alonso:

El asturiano es uno de los pilotos de Fórmula 1 que más dinero ha ingresado en su carrera deportiva. Sin contar el dinero que genera con sus patrocinios, Fernando Alonso ha ganado más de 300 millones de dólares. Alejado de la ‘pole position’ en los últimos campeonatos de F1, el piloto español buscó nuevos retos en Estados Unidos, donde su popularidad se ha disparado en el último año tras participar en las 500 Millas de Indianápolis y en las 24 horas de Daytona. Su decisión de correr en circuitos alejados de la F1 no ha sido casual. La entrada de Alonso en el sector norteamericano coincidió con la puesta en marcha de su empresa de ropa Kimoa, una marca deportiva especializada en moda de inspiración californiana. Alonso aprovechó las 500 Millas para el lanzamiento de su nueva empresa en el mercado americano y a nivel internacional. El retorno mediático fue extraordinario.

Cristiano Ronaldo:

Bajo la marca CR7 tiene su propia línea de ropa y una cadena de gimnasios. Es accionista de seis grupos inmobiliarios, posee más de media docena de inmuebles en Madeira y propiedades en Lisboa, Madrid, Manchester y Nueva York. La línea de hoteles Pestana CR7 es la joya de la corona. Para su aventura en el negocio del hospedaje se ha asociado con la mayor cadena hotelera de Portugal. Ronaldo y el Grupo Pestana han invertido de forma conjunta unos 75 millones de euros en un proyecto del que son socios al 50% y en el que el jugador se ha implicado de forma personal.

Ya han inaugurado dos establecimientos en Portugal, en Funchal y Lisboa, y el año que viene tienen previsto dos más en Marrakech y Madrid. Nueva York e Ibiza también están en la agenda de un Cristiano Ronaldo que es el ejemplo perfecto de futbolista convertido en hombre de negocios.

¿Qué pasa cuando la mayor cadena hotelera de Portugal se asocia con el mejor futbolista de la historia de ese país? Que tienes una historia de éxito. Eso mismo debió pensar el dueño del grupo de hospedaje, Dionisio Pestana, original de Madeira, cuando planteó a su paisano Cristiano Ronaldo la posibilidad de ser socios y poner en marcha la marca Pestana CR7. Su alianza empresarial echó a andar en 2015 y se ha convertido en el negocio más internacional del astro luso. Ya cuentan con dos hoteles en Portugal y el año que viene debutará en Marraquech y Madrid. También quiere expandirse por Asia y Oriente Medio, aprovechando el tirón mediático que tiene el portugués en esas regiones. Para su hotel en la capital de España el jugador ha seleccionado un enclave privilegiado, el emblemático edificio en el que está la sede de la Casa del Libro, ubicado en la céntrica Gran Vía. La elección no es casual, ya que el Pestana CR7 estará justo en frente de la tienda oficial del Real Madrid.

Fuente: Expansión

 

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactenos

Envíenos su consulta aquí.

Enviando

©2018 SportHub

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account